El pasado 15 de Octubre empezaron los debates en la Asamblea Nacional de Panamá de una propuesta de reforma constitucional. Esta iniciativa es impulsada por el recién electo Presidente Laurentino Cortizo del Partido Revolucionario Democrático (PRD). El paquete de reformas que estará en discusión durante dos legislaturas, ha generado una oleada de protestas de diversos sectores sociales, especialmente universitarios y sindicales.
Si te gustó, compartilo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pasado 15 de Octubre empezaron los debates en la Asamblea Nacional de Panamá de una propuesta de reforma constitucional. Esta iniciativa es impulsada por el recién electo Presidente Laurentino Cortizo del Partido Revolucionario Democrático (PRD). El paquete de reformas que estará en discusión durante dos legislaturas, ha generado una oleada de protestas de diversos sectores sociales, especialmente universitarios y sindicales.

Estas reformas a una constitución que data de 1972 incluyen modificaciones a 40 artículos, que fueron redactados por la Concertación Nacional para el Desarrollo. Este organismo creado en 2008 aglutina al sector empresarial, sindicatos, académicos, partidos, ONGs, iglesias y gobierno. Estos artículos fueron redactados durante 9 meses y pretenden ser aprobados por una Asamblea con mayoría oficialista.

Fuente: AP

Dentro de las modificaciones planteadas están reformas a la administración de justicia, especialmente en la designación y juzgamiento de los magistrados, limitar la reelección de los diputados, descentralización y funcionamiento del parlamento, cambios en la relación entre el Estado y las Universidades Públicas, entre otros. Sin embargo, aunque estas reformas fueron planteadas en la campaña electoral, el rechazo generalizado sucedió a partir de la intención de los diputados de hacer modificaciones y enmiendas no contempladas en la propuesta.

En la discusión que se ha llevado a cabo en la Asamblea Nacional, los diputados han aprovechado para introducir otras propuestas. Las más polémicas tienen que ver con criminalizar la opinión publicada en redes sociales, negar nacionalidad a los hijos de extranjeros nacidos en Panamá, crear nuevas fiscalías o reconocer el matrimonio solo entre un hombre y una mujer.

Las primeras protestas se iniciaron en la Universidad de Panamá , donde estudiantes y docentes marcharon hacia la Asamblea Nacional. Parte de sus demandas tienen que ver con la intención de eliminar el deber del Estado de dotar de presupuesto indispensable a las Universidades Públicas. Así mismo, se manifiestan en contra de la intención de darle asistencia económica por igual a las Universidades particulares o de eximirlas de impuestos. Sin embargo, se han sumado otros sectores que también se oponen a diversas reformas.

Fuente: La Estrella de Panamá

Las protestas han devenido en fuertes disturbios y enfrentamientos con la Policía, especialmente en la sede de la Asamblea Nacional. Hubo protestas también frente a la sede del PRD, que terminó vandalizada producto de las declaraciones homofóbicas de un diputado. Por otro lado, ya se han sumado a las protestas estudiantes del Instituto Nacional y del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares. Hasta la fecha se contabilizan más de 40 detenidos .

Por su parte, el presidente ha defendido la pertinencia de las reformas y en este sentido han afirmado desde el Ejecutivo que de no aprobarse las reformas constitucionales convocarían a una Asamblea Constituyente paralela. Todo indica que se avecina una profundización de la crisis institucional en Panamá, que es ya una realidad recurrente en América Latina. Una crisis que sin duda pone de manifiesto la fragilidad de las instituciones democráticas en la región.


Si te gustó, compartilo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •