El pasado 27 de Octubre ganó las elecciones presidenciales en la Argentina, Alberto Fernández y Cristina F. Kirchner. Así ponían fin al gobierno de Mauricio Macri que deja al país en una situación económica compleja. El peronismo vuelve al poder después de 4 años con un reto enorme por delante. Por lo tanto, no resulta casual que hoy el primer país que decide visitar el Presidente electo sea el México encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Tal parece que el nuevo eje "progresista" va a estar entre Ciudad de México y Buenos Aires.
Si te gustó, compartilo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pasado 27 de Octubre ganó las elecciones presidenciales en la Argentina, Alberto Fernández y Cristina F. Kirchner. Así ponían fin al gobierno de Mauricio Macri que deja al país en una situación económica compleja. El peronismo vuelve al poder después de 4 años con un reto enorme por delante. Por lo tanto, no resulta casual que hoy el primer país que decide visitar el Presidente electo sea México encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Tal parece que el nuevo eje “progresista” va a estar entre Ciudad de México y Buenos Aires.

Nuevos Horizontes en la Argentina

Sin duda, la realidad económica que está atravesando Argentina es bastante apremiante. El peso se ha devaluado en un 82 % respecto a su valor en 2015 y la inflación se ha duplicado al pasar de 25% en el gobierno anterior al 53,5% al término del gobierno de Macri. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censo, la línea de pobreza general roza el 35,4 % al final de este año, cuando llego a descender hasta un 25% en el 2018. Así mismo, el desempleo alcanza un 10%, poniendo de manifiesto que fueron estos indicadores los que llevaron a Macri a contratar un crédito con el FMI por valor de U$50,000 millones, disparando la deuda argentina a más del 90% respecto del PIB.

Por otro lado, el nuevo gobierno de Alberto Fernández tendrá como sus principales objetivos “recuperar el empleo de los Argentinos” como lo señaló el mismo presidente electo, así como repotenciar la industria, renegociar la deuda con el FMI y reconfigurar una nueva política de alianzas en el ámbito internacional. En ese sentido, el viaje a México marca definitivamente el referente estratégico del nuevo gobierno, que desplaza a Caracas como el centro neurálgico del “progresismo latinoamericano” hacia Ciudad de México, el Grupo de Puebla y la agenda política social del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fuente: Twitter AMLO

La Nueva Agenda Progresista de AMLO

La llegada al poder de AMLO el 1 de Diciembre de 2018 significó el fin del recién inaugurado bipartidismo mexicano. Después de dos administraciones consecutivas del Partido Acción Nacional (PAN), y un breve retorno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el balance sin duda fue funesto. La pobreza alcanza a casi 60 millones de personas, la corrupción institucionalizada ha desacreditado a la clase política. En los últimos dos sexenios se le declaró la guerra al narco y ocurrieron más de 200,000 homicidios.

En ese contexto, la posibilidad de un giro a la izquierda en México se hizo cada vez más cercana. Después de haber perdido dos elecciones en 2006 y 2012 que estuvieron llenas de irregularidades, finalmente AMLO logra llegar a la presidencia en 2018. En esta ocasión, como candidato del Movimiento de Regeneración Nacional, del cual es fundador. Su principal consigna programática es la lucha contra la corrupción, la pobreza y las desigualdades.

Esta nueva “agenda progresista” también incluye una política económica antineoliberal que fomenta el mercado interno. Esto implica la repotencialización de los recursos estratégicos del país, principalmente de Petróleos Mexicanos (PEMEX), uno de los principales activos de México. Por otro lado, se plantea recuperar la soberanía energética, el fin de la guerra contra el narco, así como una nueva estrategia de seguridad que vaya de la mano con la política social.

Conferencia de Prensa de Presidente Electo Alberto Fernández en México
Fuente: C5N

La conexión Mexico – Argentina

En este sentido, tal parece que la “nueva agenda progresista” la está marcando México. Aunque muchas de sus políticas sociales tengan similitudes con lo que ya se ha intentado en otros procesos de América Latina, hay nuevos puntos sobre la mesa. La lucha contra la corrupción puede convertirse en un tema prioritario para los gobiernos en la región, tomando en cuenta los alcances que este problema ha generado. Por otro lado, la relación privilegiada de México con Estados Unidos puede configurar nuevas estrategias para relacionarse con el gobierno de Trump.

La reciente visita del presidente electo Alberto Fernández a México demuestra la importancia geopolítica que se le está dando a este país desde el sur. La recuperación de los espacios de integración latinoamericanos es uno de los aspectos señalados por el presidente electo argentino como claves. En estos planes, la principal novedad es el papel de liderazgo que jugaría México, tomando en cuenta que le toca asumir la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Conferencia Alberto Fernández en Colegio de San Ildefonso,UNAM
Fuente: INFOBAE

En estos días también se ha conocido la visita del ex Presidente Rafael Correa a México. Tal parece que el llamado “progresismo latinoamericano” se está reconstruyendo desde unas tierras que siempre han permanecido alejadas del sur. El Grupo de Puebla es la institucionalización de este nuevo impulso de izquierda en la región, que intenta aglutinar viejos conocidos con rostros nuevos de la política latinoamericana.

Sin duda, las recientes protestas en varios países de la región evidencia cada vez más el rechazo de las viejas recetas, de los dogmas ideológicos y ponen de manifiesto nuevos niveles de exigencia de los pueblos latinoamericanos en la búsqueda de hacer más dignas sus vidas. La conexión entre México y Argentina, por lo tanto, es una novedad en el panorama geopolítico latinoamericano, que sin duda recuerda el decoroso papel que jugó México como país de acogida y formación para tantos que huían de los totalitarismos y las dictaduras.


Si te gustó, compartilo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •